Seleccionar página

última vez que el mundo escuchó la voz de Freddie Mercury

¿Cómo y cuándo fue la última vez que el mundo escuchó la voz de Freddie Mercury?
El último concierto de Queen fue en 1986, pero su cantante, Freddy Mercury, apareció en un show algunos años después de aquel momento

La vida de Freddie Mercury se apagó el 24 de noviembre de 1991, apenas comenzada la década final del siglo XX. Después de una larga lucha contra el VIH, que en aquel momento era una enfermedad poco conocida, poco tratable y mortal en casi todos los casos, el cantante de Queen falleció de una bronconeumonía en la capital británica. 

Su última aparición con los otros tres integrantes de la banda había sido cinco años antes, en 1986. Sin embargo, la última vez que la voz de Mercury llegó a los oídos del mundo fue el 1988, aunque obviamente no fue junto a Queen.

Cuándo y dónde fue la última aparición de Mercury

La última vez que el público pudo ver en un escenario a Freddie Mercury ocurrió en Barcelona, el 8 de octubre de 1988. De todos modos, como ya se mencionó,de manera oficial se considera como último concierto de Queen con Freddie Mercury el que tuvo lugar el 9 de agosto de 1986.

Aquella noche se dio el adiós de la leyenda de los que algunos llamaron la mejor banda del “Rock de los Estadios”, que había llegado a Londres desde el lejano Zanzibar. Nadie imaginaba que sería la última vez que se vería a Mercury en un escenario.Freddie Mercury junto a Monserrat CabaléFreddie Mercury junto a Monserrat Caballé

El cantante de Queen era un fan de la ópera y en concreto de Montserrat Caballé, con quien interpretó la canción Barcelona. Fue en febrero de 1987 cuando ambos se conocieron en persona en la ciudad que los vería cantar juntos. Cuando la ciudad condal fue elegida para albergar los Juegos Olímpicos de 1992, la organización le pidió a la soprano que creara una composición musical para el evento. Caballé se puso en contacto con el cantante británico y empezaron a trabajar en una canción, Barcelona, que fue completada en 1988.

Aunque se cantó por primera vez en público en 1987 en Ibiza, su estreno oficial fue el 8 de octubre de 1988 en el festival La Nit de Barcelona, organizado con motivo de la llegada de la bandera olímpica desde Seúl. En una actuación memorable, Mercury y Caballé ofrecieron Barcelona a todo el mundo. Fue elegida canción oficial de los Juegos de 1992 y estuvo en las listas de éxito de todo el mundo.

¿Cómo fue la vida de Mercury?

El que hoy se conoce mundialmente como Freddie Mercury nació con otro nombre. El nombre que eligieron sus padres el 5 de septiembre de 1946 para aquel niño fue Farrokh Bulsara. Pianista, compositor y cantante de la exitosa banda de rock Queen, su voz dio la vuelta al mundo.

Escribió las letras de Killer Queen, Bohemian Rapsody Somebody to Love, We Are the Champions, Don’t Stop Me Now, Crazy Little Thing Called Love, It’s a Hard Life e Innuendo, pasaron a la historia con la firma de Mercury. Además de la actividad con la banda, en los años ochenta lanzó su carrera como solista, que lo llevó a publicar dos álbumes, Mr. Bad Guy (1985) y Barcelona (1988). Este último lo hizo en colaboración con la soprano española Montserrat Caballé. El tema homónimo, una colaboración entre ambos, fue la canción oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Los primeros años de colegio, Mercury los pasó en la Escuela de Misioneros de Zanzíbar, un centro en el que enseñaban monjas anglicanas, pero que recibía personas de todas las fes y cultos religiosos.

Pero cuando tenía ocho años, sus padres decidieron enviarlo a estudiar a India.

Durante el tiempo libre que pasó con su tía y sus abuelos en el entonces Bombay que descubrió y empezó a sentir su amor por la música, llegado incluso a formar su primera banda con un grupo de amigos: The Hectics.Freddie Mercury en uno de sus recitalesFreddie Mercury en uno de sus recitales

Mercury volvió a Zanzíbar en 1963, cuando tenía 17. Fue el mismo año en el que Zanzíbar se independizó de Gran Bretaña y Mercury acabó por completar sus últimos años de educación en la escuela del convento católico de San José. Al año siguiente, a causa de una revolución, Freddie Mercury y su familia volvieron a Inglaterra.

Pocos saben que el gran amor del artista fue una mujer. Su nombre es Mary Austin, y conoció a Mercury antes de que este alcanzara la fama como líder de Queen, la banda cuya historia y canciones han vuelto a resonar tras el reciente estreno de la película “Bohemian Rhapsody”.

Apenas un día después de haber comunicado que tenía VIH falleció a causa de una bronconeumonía en Londres. El 24 de noviembre de 1991 quedó marcado como un día oscuro para la comunidad rockera mundial y para los fanáticos de la banda alrededor del globo.

Freestone, su asistente personal por doce años, vio a Mercury ascender hasta la cima del éxito artístico. Pero ya en 1991, lo observaba luchar en privado para esconder los signos de una devastadora enfermedad.

“Recuerdo cuando me lo dijo en 1987. Dijo que tenía SIDA y que eso era todo: ‘No volveremos a tratar el tema'”, dijo.

Él quería que la gente escuchara su música sin pensar que estaba padeciendo una enfermedad mortal, según explicó Freestone.

“Esta es una de las razones por las que se lo guardó para sí. Incluso, su familia no supo los detalles hasta el último año de su vida. La banda lo supo, creo, en 1990”, comentó.

Las revistas especializadas en música, como la Rolling Stone, lo han includio dentro de los 100 artistas más talentosos e influyentes de la Historia. Mercury fue, sin dudas, un éxito en el mundo rockero y llegó a todos los rincones del planeta. Su última aparición arriba de un escenario y con un micrófono en mano fue en Barcelona, pero la canción que grabaron junto a Monserrat Caballé quedó para siempre como ícono de los Juegos Olímpicos.