Seleccionar página

Se cumple un nuevo aniversario del paso del cometa Halley

El 9 de febrero de 1986 se veía por última vez en el cielo al famoso cometa Halley, un fenómeno que se da cada 76 años y que a comienzos del siglo pasado causó terror en muchos que no comprendían lo que estaban observando sus ojos. Ese año, el fenómeno llamó la atención y la admiración de casi todo el planeta. Muy distinto fue lo que ocurrió la vez anterior, allá por 1910.

Bautizado con el apellido del astrónomo que calculó su órbita, Edmund Halley, este cometa tiene la particularidad de poder ser distinguido a simple vista desde la Tierra y pasar dos veces durante la vida humana. En 1910 muchos entraron en pánico porque creían que se aproximaba el “fin del mundo”. The New York Times había publicado el testimonio de un astrónomo que teorizaba en relación a eso pero dentro de la nota terminaba descreyéndolo.

The Ogden Standard, puso en su tapa: “Se viene el fin del mundo. El cometa Halley podría arrasar con toda la vida en la Tierra”. Científicos realizaron conferencias de prensa para explicar qué es lo que iba a pasar realmente, y hasta se publicaron noticias de asesinos que, adelantándose al pandemónium, confesaron sus crímenes a la policía o un grupo religioso de Oklahoma que estuvo a punto de llevar a cabo un ritual de sacrificio.

Como suele pasar, los más adinerados buscaron salvarse de este apocalipsis. Un emprendedor estadounidense fabricó tres refugios de los cuales vendió dos y se quedó con uno para su familia. Los preparacionistas llegaron, incluso, a alquilar submarinos. Finalmente el 19 de mayo de 1910 el cometa nos visitó y nada ocurrió. La gente salió a las calles a celebrar el haber “sobrevivido” al fin de los tiempos aunque años después se lo responsabilizó de acontecimientos como la muerte de Eduardo VII o el final de la dinastía Qing.

El cometa Halley volverá a ser visible desde la Tierra en 2062.

Sin embargo, en mayo pasado se pudo observar un fenómeno relacionado al cometa: la lluvia de Eta Acuáridas. Se trata de estrellas fugaces provenientes de la constelación de Acuario y del cometa Halley. Aunque el paso del Halley por la tierra demore más de siete décadas, todos los años a principios de mayo se pude disfrutar del desprendimiento de las partículas que conforman al cometa.

De esta manera, se podrá tener una aproximación de lo que fue el último paso del Halley y contemplar durante la noche la lluvia de estrellas que estarán activas en tres meses.