Seleccionar página

OCURRIÓ UN 20 DE ABRIL

OCURRIÓ UN 20 DE ABRIL
571:Nace Mahoma, fundador del Islam.
Mahoma (en árabe:مُحَمَّد [mu’ħammad]  (La Meca, c. 26 de abril de 570-Medina, 8 de junio de 632) fue el fundador del islam. Su nombre completo en árabe es Abū l-Qāsim Muḥammad ibn ‘Abd Allāh ibn ‘Abd al-Muttalib ibn Hāšim al-Qurayšī , que se hispaniza como «Mahoma».. En la religión musulmana, se considera a Mahoma «el último de los profetas» , el último de una larga cadena de mensajeros enviados por Dios para actualizar su mensaje, entre cuyos predecesores se contarían Abraham, Moisés y Jesús de Nazaret. A su vez, el bahaísmo lo venera como uno de los profetas o “Manifestación de Dios”, cuyas enseñanzas habrían sido actualizadas por las de Bahá’u’lláh, fundador de esta religión.
Árabe de la tribu de Quraysh, nació en La Meca (مكة) alrededor del 570.​ La Meca se encuentra en la región de Hiyaz en la actual Arabia Saudí. Fue hijo póstumo de Abd Allah ibn Abd al-Muttalib, miembro del clan de los hachemíes.
La costumbre de los más honorables de la tribu de Quraysh era enviar a sus hijos con niñeras beduinas con el propósito de que crecieran libres y saludables en el desierto, para poder también robustecerse y aprender de los beduinos, que eran reconocidos por su honradez y la carencia de numerosos vicios, y Mahoma fue confiado a Bani S’ad.
Después de una corta enfermedad, Mahoma falleció el 8 de junio de 632 en la ciudad de Medina a la edad de sesenta y tres años. La dolencia es tradicionalmente atribuida a la ingestión de una pieza de carne envenenada. Esto se produjo tres años antes de su muerte, tras la caída y represión de los líderes de Jáibar frente a las tropas islámicas.
Abu Bakr, el padre de Aisha, la tercera esposa de Mahoma, fue elegido​ por los líderes de la comunidad musulmana como el sucesor de Mahoma, pues este era el favorito de Mahoma. Cualesquiera que hayan sido los hechos, lo cierto es que Abu Bakr se convirtió en el nuevo líder del islam. La mayor parte de su corto reinado la pasó combatiendo tribus rebeldes en lo que se conoce como las Guerras Ridda.
A la fecha de la muerte de Mahoma, había unificado toda la península arábica y expandido la religión islámica en esta región, así como en parte de Siria y Palestina.
Posteriormente los sucesores de Mahoma extendieron el dominio del imperio árabe a Palestina, Siria, Mesopotamia, Persia, Egipto, el norte de África y al-Ándalus.
1811:Primer reglamento de libertad de imprenta de Buenos Aires.
Se establece una junta suprema de censura como tribunal. Allí debían ser enviadas las acusaciones de las obras publicadas.
Un 20 de abril de 1811, durante el Gobierno de la Junta Grande, presidida por Cornelio Saavedra, en Buenos Aires, se estableció el primer reglamento de Libertad de Imprenta.
En octubre del mismo año, el nuevo gobierno del Primer Triunvirato establecería finalmente el Decreto de la Libertad de Imprenta.
1917:Se crea en la Argentina la Federación de Obreros en Construcciones Navales, que en la década de 1950 fueron protagonista de la «huelga de los locos», que duró 15 meses.
La llamada «Huelga de los Locos” hace referencia al paro protagonizado por los miembros de la Federación de Obreros en Construcciones Navales-Autónoma (FOCN) entre octubre de 1956 y noviembre de 1957, siendo la huelga más extensa de la clase obrera argentina en el siglo XX. La Federación había sido creada en 1917, tenía una tradición anarcosindicalista y reunía a cinco sindicatos vinculados a las construcciones de embarcaciones navales. Luchó siempre por mejoras en las condiciones de trabajo, por el pleno empleo, apelando al método de la acción directa y, desde sus orígenes, llevó adelante una política antiburocrática.
1858:Muere el ingeniero Felipe Senillosa.
Fue director de la Academia de Matemáticas y presidente del Departamento Topográfico de la provincia de Buenos Aires.
Estudió matemáticas en la Universidad de Alcalá de Henares. Durante la Guerra de Independencia Española se unió al ejército y participó en varias batallas en defensa de su país. Participó del sitio de Zaragoza y ascendió rápidamente en el escalafón. En 1809 fue tomado prisionero por los ejércitos de Napoleón Bonaparte, permaneciendo prisionero hasta el año 1813. Cuando recuperó la libertad prestó servicios como topógrafo al ejército francés. Los españoles estaban reconquistando su país, por lo que en 1815 debió huir a Inglaterra para no ser enjuiciado como traidor a su país.
En Londres conoció a Manuel Belgrano y Bernardino Rivadavia, embajadores de las Provincias Unidas del Río de la Plata, que lo convencieron de viajar a Buenos Aires para mejorar la educación del país.​
Llegó a Buenos Aires a mediados de 1815 y fundó el periódico Los amigos de la patria y de la juventud, como medio de propaganda a favor de la educación pública. Desde el año siguiente dirigió la Academia de Matemáticas, que había sido creada tres años antes, pero que nunca había funcionado. Publicó un texto de Gramática española y un tratado de aritmética elemental.
Después de la fundación de la Universidad de Buenos Aires en 1821, la Academia de Matemáticas fue anexada a la misma, continuando bajo la dirección de Senillosa; allí dictó la cátedra de geometría, dependiente del departamento de ciencias exactas. Para esta cátedra escribió un Programa del curso de geometría, un apunte de cátedra que constituyó su trabajo científico más importante. Su curso de matemática fue el más avanzado que hasta entonces se hubiera dictado en el país, e incluía nociones de cálculo diferencial e integral.
En 1824 fue designado miembro de la Comisión Topográfica, que años más tarde se transformaría en el Departamento Topográfico, y Senillosa en su presidente. Trabajó en la zona sur de la provincia de Buenos Aires en las defensas de la frontera. Entre 1826 y 1828 se encargó de levantar planos de muchos pueblos del sur, así como algunos planos catastrales. Tuvo que requerir apoyo militar, dado que estaba cerca de territorio de los indígenas, y a su cargo estuvieron los coroneles Juan Lavalle y Juan Manuel de Rosas.
Senillosa confeccionó los planos con el que fue construido el primer templo en San José de Flores, inaugurado el 11 de diciembre de 1831, con asistencia del gobernador Rosas. Un dibujo de 1840 de Carlos E. Pellegrini lo ilustró.
Un año después también le fue encomendada la construcción de la nueva iglesia Nuestra Señora de la Merced, patrona de la ciudad de Chascomús, que fuera edificada por una comisión de vecinos del pago entre los que se destacó el general Eustoquio Díaz Vélez.
En ese mismo año, 1832, fue elegido diputado provincial por el partido federal y se unió al grupo de leales al caudillo federal apostólico, Juan Manuel de Rosas. Escribió un tratado breve, la “Memoria sobre los pesos y medidas”, publicado en 1835, y dedicado a Rosas.
Permaneció en las aulas de la Universidad hasta poco antes de 1850, y se retiró a la vida privada.
Falleció en Buenos Aires en abril de 1858.
1863:Se inauguran en Rosario los trabajos del ferrocarril Central Argentino.
Ferrocarril Central Argentino (F.C.C.A.) fue una empresa de capitales teóricamente británicos que operó en las provincias argentinas de Santa Fe y Córdoba durante la segunda mitad del Siglo XIX y la primera mitad del Siglo XX.
En 1863, el gobierno de Argentina le otorgó -a través de la ley 33- a la compañía, manejada por el ingeniero William Wheelwright, una concesión para construir y explotar una línea de ferrocarril entre las ciudades de Rosario y Córdoba (una gran ciudad cerca del centro geográfico del país y capital de la provincia del mismo nombre). El permiso incluía una cláusula por la que las tierras adyacentes cedidas por el Estado Nacional debían ser pobladas.
La línea se comienza a construir el 20 de abril de 1863, iniciándose el tendido a partir de la ciudad de Rosario. La línea de trocha ancha (1,676 m) avanzó hacia el oeste, alcanzando el 1 de mayo de 1866 la población de Cañada de Gómez, abriéndose al servicio el primer tramo, de 71 km.
El 1 de septiembre de 1867 la línea llega hasta Villa Nueva (contiguo a Villa María), a 253 km. de su inicio. Y en ese punto se paralizaron las obras.
El ministro Guillermo Rawson presentó su protesta por la paralización de los trabajos. Además, las quejas de los usuarios por la deficiente calidad del servicio prestado no dejaron de aumentar. La estación central de Rosario ni siquiera se había comenzado a construir. Las estaciones intermedias no existían. El telégrafo no se había instalado. La compañía argumentó que: «si no se hace entrega de las tierras pendientes no pueden continuar los trabajos». La realidad fue que requirieron nuevos aportes financieros que, nuevamente, saldrían de las arcas públicas.
Por ley del 12 de septiembre de 1867, el Gobierno nacional autorizó la realización de un nuevo aporte de 1.500.000 pesos fuertes, que se sumaron a las cantidades previamente aportadas (200.000 pesos fuertes como suscripción de acciones, 214.952 como ganancia garantizada sobre las cantidades invertidas en la construcción hasta Villa Nueva (cantidades que, en realidad, nunca fueron realmente invertidas por la empresa contratista).
El convenio por el cual se hace este aporte, dice que el Gobierno entrega títulos por 1.000.000 de pesos fuertes, y recibe a cambio acciones por 750.000. Ejemplo flagrante de corrupción, ya que este convenio está firmado el 12 de septiembre de 1867 por el doctor Lucas González, en nombre del Gobierno, como Ministro de Hacienda, y a favor del Ferrocarril Central Argentino. En junio de 1868, el mismo Lucas González firmará otros documentos, pero entonces lo hará en representación del mismo ferrocarril.
Finalmente, el 13 de marzo de 1870, el trazado llegó hasta la ciudad de Córdoba, y la línea fue inaugurada oficialmente por el Presidente Domingo Faustino Sarmiento el 13 de abril del mismo año. Era la línea ferroviaria más larga del país en ese tiempo, y la primera en unir dos provincias.
La estación terminal de Rosario, la Estación Rosario Central, finalmente se comienza a construir en 1868 y se completa también en 1870.
La inauguración oficial de la línea daba derecho a la empresa a percibir la suma de 553.280 pesos fuertes anuales, correspondientes al 7% garantizado de las 6.400 libras por milla estipuladas en el contrato. Esa suma debía proceder de los ingresos por transporte de pasajeros y mercancías, y completada por la Administración, tal como garantizaban los contratos suscritos.
Durante 18 años no se construyó un solo kilómetro más de vía. En 1888 la línea mantenía los mismos 396 kilómetros.
1889:Nace en Austria Adolf Hitler.
Dictador que estableció en Alemania un régimen fascista y desencadenó la Segunda Guerra Mundial tras la invasión a Polonia en 1939. Durante su gestión, llevó a cabo el exterminio y desplazamiento de millones de judíos, gitanos, musulmanes, homosexuales, etc. Murió el 30 de abril de 1945.
Católico por bautismo, Adolf Hitler (1889-1945) nació el 20 de abril de 1889, en la ciudad fronteriza de Braunau am Inn, situada aproximadamente a 65 millas (105 km) al este de Munich y casi a 30 millas (48 km) al norte de Salzburgo en Alta Austria.
Su padre, Alois Hitler (1837-1903), fue un funcionario de aduana de nivel medio. Hijo natural de Maria Anna Schickelgruber, nació en 1837, Alois Schickelgruber cambió su nombre en 1876 por Hitler, el nombre de pila del hombre que se casó con su madre cinco años después de su nacimiento. La ilegitimidad de Alois Hitler daría lugar ya en la década de 1920 -y aún presente en la cultura popular actual- a la especulación de que el abuelo de Hitler era judío. Lo cierto es que nunca se encontró evidencia creíble que avalara la noción de la ascendencia judía de Hitler. Los dos candidatos que es más probable que hayan sido el abuelo de Hitler fueron el hombre que se casó con su abuela y el hermano de ese hombre.
En 1898, la familia Hitler se mudó a Linz, la capital de Alta Austria. Hitler, que quería hacer carrera en las artes visuales, tuvo una amarga pelea con su padre, que quería que ingresara a la administración pública de Habsburgo. Tras la muerte de su padre, Hitler finalmente convenció a su madre, Klara Hitler (Pölzl, de soltera) de que le dejara perseguir su sueño de convertirse en un artista. Mientras ella se moría de cáncer de mama en el otoño de 1907, Hitler realizó el examen de ingreso a la Academia de Artes de Viena, pero no fue aceptado. A comienzos de 1908, unas semanas después de la muerte de Klara en diciembre de 1907, Hitler se mudó a Viena, al parecer con la esperanza de volver a intentar ingresar a la Academia de Artes.
Hitler vivió en Viena entre febrero de 1908 y mayo de 1913. Había crecido en una familia de clase media, con relativamente pocos contactos con gente judía, en una región del estado de Habsburgo en la que muchos nacionalistas alemanes se habían decepcionado por el hecho de que el Imperio Alemán, fundado en 1871, no había incluido a las regiones de habla alemana de la Monarquía de los Habsburgo. Sin embargo, el legado de los años en Viena no es tan claro como Hitler lo describe en su autobiografía política. El empobrecimiento y la vida en albergues para personas desamparadas comenzó solo un año después de su llegada, después de haber despilfarrado una generosa herencia dejada por sus padres, y de haber rechazado todos los argumentos de sus familiares vivos y amigos de la familia para que hiciera carrera en la administración pública.
A fines de 1909, Hitler conoció la verdadera pobreza cuando sus fuentes de ingresos se agotaron. Ese invierno, sin embargo, ayudado brevemente por un último obsequio de su tía, comenzó a pintar con acuarelas escenas de Viena para un socio comercial y consiguió dinero suficiente para subsistir hasta que partió rumbo a Múnich en 1913. Es posible que Hitler haya vivido y compartido el antisemitismo general que era común entre los nacionalistas alemanes de clase media. No obstante, él tenía relaciones personales y comerciales con judíos en Viena y, por momentos, dependió en parte de los judíos para su subsistencia. Esta pudo haber sido una excusa para disimular sus sentimientos reales hacia los judíos. No es sino después de la Primera Guerra Mundial que se puede demostrar que Hitler había adoptado una ideología “antisemita”.
En Viena, Hitler fue verdaderamente influenciado por dos movimientos políticos. El primero fue el nacionalismo racista alemán propagado por el político pangermano de Alta Austria, Georg von Schönerer. La segunda influencia clave fue la de Karl Lüger, alcalde de Viena desde 1897 hasta su muerte en 1910. Lüger, que todavía estaba en el poder cuando Hitler llegó a Viena, promovía un antisemitismo que era más práctico y organizacional que ideológico. No obstante, reforzó los estereotipos antisemitas e hizo ver a los judíos como enemigos de las clases media y baja alemanas. Por último, a diferencia de Schönerer, que siempre se había sentido más cómodo con el nacionalismo elitista de las fraternidades estudiantiles, Lüger se sentía más a gusto con las multitudes de las grandes ciudades y sabía cómo canalizar su protesta en su provecho político. Hitler tomó la ideología en gran parte de Schönerer, pero su estrategia y sus tácticas de Lüger.
1893:Nace el pintor y escultor español Joan Miró, uno de los máximos representantes del surrealismo.
Joan Miró i Ferrà (Barcelona, 20 de abril de 1893-Palma de Mallorca, 25 de diciembre de 1983) fue un pintor, escultor, grabador y ceramista español, considerado uno de los máximos representantes del surrealismo. En sus obras reflejó su interés en el subconsciente, en lo «infantil» y en la cultura y tradiciones de Cataluña. Aunque se le asocia al arte abstracto por su estilo maduro de formas estilizadas e imaginarias, en su juventud se inició en la figuración, con fuertes influencias fauvistas, cubistas y expresionistas, pasando a una pintura plana con cierto aire naïf, como lo es su conocido cuadro La Masía del año 1920. A partir de su estancia en París, su obra se vuelve más fantasiosa y onírica, coincidiendo con los puntos del surrealismo e incorporándose a este movimiento. En numerosas entrevistas y escritos que datan de la década de 1930, Miró manifestó su deseo de abandonar los métodos convencionales de pintura, en sus propias palabras de “matarlos, asesinarlos o violarlos“, para poder favorecer una forma de expresión que fuese contemporánea, y no querer doblegarse a sus exigencias y a su estética ni siquiera con sus compromisos hacia los surrealistas.​
Uno de sus grandes proyectos fue la creación en 1975 de la Fundación Joan Miró, ubicada en Barcelona, centro cultural y artístico para difundir las nuevas tendencias del arte contemporáneo, que se constituyó con un gran fondo de obras donadas por el autor. Otros lugares con importantes fondos de sus obras son: la Fundación Pilar i Joan Miró, en Palma de Mallorca; el Museo Reina Sofía y el Espacio Miró en Madrid; el Centro Pompidou, en París; el MOMA, en Nueva York y la Fundación Mas Miró, en Montroig, dónde pasó la mayoría de sus veranos.
1965:Muere en Buenos Aires Alfredo L. Palacios.
Abogado de los humildes y autor de leyes protectoras del trabajador, el niño y la mujer obrera, fue el primer diputado socialista de América. Fue también embajador en Uruguay y Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.
Palacios nació en Buenos Aires el 10 de agosto de 1878, bautizado en la Iglesia Nuestra Señora de la Piedad, Ciudad de Buenos Aires, Capital Federal, Argentina el 23 de agosto de 1878 (Año 1878, folio 104), anotado por su madre Ana Ramón, siendo su padre Aurelio Palacios. En la partida de nacimiento figura Alfredo Ramón Palacios, consta que fue reconocido ante el Juzgado de Primera Instancia Civil, secretaría a cargo del Dr. Alfredo Bogetti, siendo el Juez Luis F. Posse, para que se rectificara la partida, el 19 de septiembre de 1890. Fue uno de los políticos con mayor influencia en la Argentina del siglo XX junto a Juan Domingo Perón e Hipólito Yrigoyen. Si bien se opuso a ambos presidentes, fue con Perón con quien mayor discrepancia tuvo, ya que lo denominaba «fascista».​
Fue su padre el abogado y periodista uruguayo Aurelio Palacios. Se educó en la fe cristiana que, luego de algunas desilusiones, abandonó. El ambiente de la época, las obras de los grandes teóricos del socialismo como Karl Marx y Friedrich Engels y su percepción de lo argentino y latinoamericano serán los basamentos de su formación y visión de la política que lo guiará toda su vida y accionar.
Su austeridad le valió una vida de grandes privaciones en sus últimos años y falleció en absoluta pobreza. Su casa, ubicada en la calle Charcas 4741 (en Buenos Aires), estuvo a punto de ser rematada varias veces y solo por la intervención de amigos pudo ser salvada. Hoy funciona allí la Fundación Alfredo Lorenzo Palacios, la que conserva algunos de sus muebles y su enorme biblioteca.
Los restos del legislador Alfredo Palacios que murió el martes 20 de abril de 1965 a las 18.05, descansan en el Cementerio de la Recoleta.

VOLVER