Seleccionar página

la primera mujer en dar la vuelta al mundo

Google recuerda a Jeanne Baret. Nació el 27 de julio de 1740, en Francia. Fue botánica y exploradora. Para poder ser parte de una expedición de la marina tuvo que hacerse pasar por hombre.

recuerda el nacimiento de la botánica y exploradora francesa Jeanne Baret, quien se convirtió en la primera mujer en dar la vuelta al mundo. Nació el 27 de julio de 1740 en la ciudad de Autun, en el centro de Francia y falleció el 5 de agosto de 1807 en ese país.

Gracias a una educación rural, se convirtió en experta en identificar plantas y obtuvo el reconocimiento como especialista local en medicina vegetal. A principios de la década de 1760, comenzó a trabajar para el famoso botánico Philibert Commerson, tal como recuerda Google en su blog oficial.

Cuando Francia organizó su primera vuelta al mundo en 1765, Commerson fue invitado como botánico del grupo. En aquel entonces, las leyes francesas prohibían la presencia de mujeres en barcos de la marina, así que para poder ser parte de la expedición, Baret se hizo pasar por hombre.

Junto a Commerson recolectaron y estudiaron más de 6.000 especímenes de plantas durante los tres años que duró el viaje a bordo de la embarcación Ètoile (Estrella). Tomaron muestras Brasil, el estrecho de Magallanes, Tahití, las islas de Madagascar y Mauricio. Entre las contribuciones de Jeanne Baret se encuentra la primera descripción de la vid.

De hecho, hoy muchos acreditan a Baretel el descubrimiento europeo de la ahora famosa vid de buganvillas. Por eso en el doodle, se puede apreciar una enredadera de buganvillas en flor, que envuelve a Baret a bordo del Étoile.

En 1768 sus compañeros descubrieron que era una mujer y fue obligada a desembarcar, junto con Commerson, en la Isla Mauricio. El biólogo murió allí y Baret trabajó durante unos años en una taberna en Port Louis, para poder sustentarse.

Un tiempo después conoció a un oficial naval fracés, Jean Dubernat, con quien se casó el 17 de mayo de 1774 en la Catedral de Port Louis. Luego regresaron juntos a Francia, logrando completar así la vuelta al mundo.

Al regresar, Baret llevó las muestras botánicas que tomaron junto a Commerson, había unas 6.000 especies, entre las cuales 3.000 eran consideradas totalmente nuevas. A pesar de sus contribuciones científicas, la historia la dejó olvidada durante siglos.