Seleccionar página

Jessica Alba, a los 40: infancia difícil, exitosa empresaria y feliz familia numerosa

Desde que tenía tan solo cinco años veía claro que su futuro pasaba por ser actriz. Nacida en Pomona (California) de un padre militar de origen mexicano y una madre con raíces danesas y francesas, la joven Jessica Marie Alba se mudó en numerosas ocasiones durante su infancia.

No fueron fáciles aquellos años para la futura estrella de Hollywood, ya que sufrió numerosos problemas de salud, como neumonía, apendicitis, asma y trastornos obsesivo-compulsivos. Pese a todo no cejó en su empeño de estudiar interpretación y a los 12 años ya tenía un agente. Su primer papel en el cine fue en la comedia de 1994 ‘Camp Nowhere’, mientras hacía también de modelo y aparecía en anuncios en televisión.

Tras pequeños papeles en series como el remake de las aventuras del delfín Flipper que rodó en Australia, su gran oportunidad llegó en el año 2000 con el papel protagonista en la serie de ciencia ficción ‘Dark Angel’. Creada por el prestigioso director James Cameron, en ella interpretaba a Max Guevara, una joven modificada genéticamente que había escapado de un proyecto de investigación que utilizaba niños como sujetos de prueba.

Durante las dos temporadas que duró la serie, Jessica comenzó una relación sentimental con uno de sus compañeros de reparto, Michael Weatherly, con el que llegó a comprometerse. Su relación levantó suspicacias porque él era doce años mayor que ella. Weatherly le pidió matrimonio cuando ella tenía tan solo 20 años y ella aceptó, pero rompieron en 2003.