Seleccionar página

Isla de Caras publica su nuevo disco: Una caricia

El sucesor de Chango (2018) se compone de 10 canciones y tiene como centro la temática de la ruptura amorosa, en clave de indie pop romántico.

Isla de Caras, la banda de pop psicodélico de Buenos Aires, acaba de estrenar su disco Una caricia. El sucesor de Chango (2018) se compone de 10 canciones y tiene como centro la temática de la ruptura amorosa, en clave de indie pop romántico. Más allá del concepto que atraviesan las letras de este disco, la banda se avocó fuertemente al trabajo sonoro, en el que conviven propuestas electrónicas y también guitarras y juegos de voces, como en la canción “Todo el universo”.

Específicamente sobre esta canción, Lautaro Cura -líder de la banda-, relató cómo surgió el concepto que se une a la idea general del álbum: “Que haya dos pares de voces es una intención de mímesis. Hay dos personajes cantándose entre sí, y también una especie de dobles de esos personajes cantándose entre ellos y así la historia del mundo”.

El nuevo disco ha sido editado por el sello Costa Futuro y grabado entre Buenos Aires y Berlín, con mezcla de Matías Cella y masterizado por Antoine Chabert en París. Además, el disco contó con grandes colaboraciones de artistas de diversos géneros musicales pero que se encuentran vigentes en la escena actual: Rosario Ortega, la artista mexicana Vanessa Zamora, Clara Cava, Delfina Campos, Juana Rozas y Axel Fiks.

“En este disco el proyecto toma conciencia de sí mismo. Si en Chango no sabíamos lo que estábamos haciendo ni lo que Isla de Caras tenía para aportar, ahora hay una conciencia más clara de las posibilidades que nos rodean”, explica Lautaro sobre este nuevo trabajo de la banda y específicamente sobre el título.

Como corte de difusión, la banda estrenó “Una caricia” acompañado de un videoclip que se presenta con una estética vintage y estuvo dirigido por Marina Alonso y Pepa Rosenbaum. Podés verlo al final de esta nota.

Escuchá Una caricia en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).