Seleccionar página

Día del Artista Plástico Argentino

Se conmemora en honor a Prilidiano Pueyrredón quien falleció en esa fecha pero en 1870 y a quién se lo considera pionero en el arte en nuestro país. 

¿Por qué el 3 de noviembre es el Día del Artista Plástico Argentino?
¿Por qué el 3 de noviembre es el Día del Artista Plástico Argentino?

El 3 de noviembre se celebra el Día del Artista Plástico Argentino, en homenaje a el artista plástico Prilidiano Pueyrredón. Nació en San Isidro en 1823, hijo de Juan Manuel de Pueyrredón, quién junto a San Martín, planificaron el cruce de los Andes. 

Estudió ingeniería  en la Escuela Politécnica en París y vivió con su familia en Río de Janeiro por un período breve. 

Fue el primer pintor de desnudos femeninos en Buenos Aires, de los cuales se conservan dos obra, La siesta y El baño, hoy son parte del patrimonio del  Museo Nacional de Bellas Artes. 

Pintó a Manuelita, la hija de Rosas, en 1851,luego de un alejamiento con su hermana y del rechazo de una mujer abandonó la ciudad y regresó a Cádiz. En 1854 retomó a Buenos Aires y puso sus conocimientos de ingeniero y arquitecto a la orden de la obra pùblica

Trabajó en las obras de restauración y ampliación de varios monumentos, entre ellos la capilla de la Recoleta, la Pirámide de Plaza de Mayo y la Casa Rosada; como urbanista, diseñó la Plaza de la Victoria, un parque junto al entonces Paseo de Julio, y el puente del barrio de Barracas. 

Fue autor de los planos para la mansión que Miguel de Azcuénaga construyó en Olivos, actual Quinta de Olivos, residencia Presidencial. 

Ya en la década del 50`y 60`se dedicó a su otra pasión: La pintura de la cual se conservan 223 obras de esos años, siendo en su mayoría retratoso pintados por encargo para figuras de la sociedad.

Abordó también, siendo uno de los primeros en hacerlo, la temática arrabalera y gauchesca

En 1862 se le concedió la realización de un puente sobre el Riachuelo, a la altura del actual barrio de Barracas, ahí se embarcó en una obra para crear un puente giratorio de vanguardia. Pero una vez habilitado, un error de cálculos en el uso de los pilotes hizo fracasar al mecánismo, el terreno cedió y el puente se hundió. Este suceso lo invadió de culpa, y debido a esto solicitó de nuevo la obra y la financió de su bolsillo. Pero le valió la salud. 

Al tiempo falleció, a los 47 años y sin ver terminada la obra que se habilitó 9 de noviembre de 1871. En su homenaje dicho puente (que sería arrasado por el río en 1884) fue denominado con su nombre.