Seleccionar página

Cyberpunk 2077

Después de casi ocho años de ser anunciado, el título más esperado de CD PROJEKT RED es una realidad. Primeras impresiones .

Es imposible no empezar a hablar de Cyberpunk 2077 sin comentar la controversia en la que se ve envuelto ahora mismo. El nuevo juego de CD PROJEKT RED (The Witcher 3) es uno de los más anticipados de los últimos tiempos desde su anuncio hace casi ocho años. Después de una innumerable cantidad de retrasos y las cuestionables prácticas laborales del estudio -mediante las que supo establecer extensas jornadas laborales de seis días a la semana obligatorias- el producto que llega a manos de los jugadores dista mucho de ofrecer una experiencia aceptable desde la performance.

Sin ir más lejos, la compañía no sólo no mostró nunca el juego corriendo en PlayStation 4 y Xbox One (consolas de la generación pasada) sino que también decidió enviar sólo copias de análisis para la versión de PC -la que mejor funciona- dejando a oscuras a los millones de jugadores que reservaron el título en sus consolas. Después de la buena recepción y el fin del embargo, empezó a verse lo evidente: el juego a duras penas funciona en PlayStation 4 y Xbox One, en versiones técnicamente inferiores, con grandes problemas de rendimiento y elementos que las tornan injugables.

El lanzamiento de Cyberpunk 2077 dará muchísimo para hablar de acá en adelante y sin lugar a dudas será un caso de estudio sobre todo lo que no debería hacerse a la hora de lanzar un juego. Aunque estas primeras impresiones fueron realizadas con sesiones de juego en una Xbox Series X (la mejor consola para jugarlo al día de hoy), dista mucho de ser una experiencia óptima: porque tanto para PlayStation 5 como para Xbox Series S|X, lo que hay disponible es exactamente la misma versión de PlayStation 4 y Xbox One, sólo que al tratarse de hardware más potente, funciona mejor. La versión real, de “nueva generación” saldrá en algún momento de 2021, con viento a favor.

Pero en Metacritic, la versión de PC se mantiene estoica con un promedio de 9 puntos. ¿Por qué tanta diferencia? ¿Es Cyberpunk 2077 un juego tan descollante? La respuesta, como siempre, no es tan sencilla. Cyberpunk 2077 es un juego signado por la ambición. Nos plantea una historia muy compleja y extensa en la que asumimos el rol de “V”, un personaje que podemos personalizar a nuestro antojo y decidir un trasfondo de entre tres disponibles que plantean distintos puntos de partida en el relato. El prólogo, de unas cuatro horas de duración, nos sirve perfecto como una guía interactiva de qué es lo que nos depara el juego desde el punto de vista jugable.

A diferencia de The Witcher 3 -la obra más exitosa e inmediata del estudio- jugamos en una perspectiva de primera persona, lo cual ayuda muchísimo a la inmersión principalmente porque esta decisión creativa está aparejada a la idea de que estaremos constantemente cambiando implantes cibernéticos que alteran la forma en la que percibimos el mundo que nos rodea. Cada actualización de partes ofrece altera la interfaz: algo que difícilmente podríamos haber vislumbrado de otra manera.

Naturalmente, todo el combate se da en primera persona y tenemos una buena cantidad de opciones para llevarlo adelante: pistolas, metralletas, escopetas y granadas de movida, como también podremos utilizar katanas para ejecutar un combate más de piel a piel. En este sentido la cámara en primera persona ayuda, pero la jugabilidad es meramente funcional: no hay nada en la acción de disparar que evoque un céntimo de lo que nos transmite apretar el gatillo en un Call of Duty o Doom. Esta sensación se reitera en todas las aristas jugables que tiene Cyberpunk 2077: se siente como que le faltan dos o tres vueltas más de rosca a los elementos jugables.

También apela a la estructura de los juegos de mundo abierto. Night City es la metrópolis futurista que alberga las misiones y los personajes de Cyberpunk 2077. Incluso en consola, el entorno es realmente espectacular y abrumador: una visión futurista que es la mezcla perfecta de Blade Runner y District 9. Las calles están repletas de detalles, negocios, publicidades y peatones. Puestos de comida humeantes, hologramas y altavoces con pregones; cada barrio tiene su propia idiosincrasia y sus propias tribus y se sienten como un lugar real que podemos recorrer ya sea a pie, en auto o en moto. Pero falta algo por acá también: lo orgánico que termine por imbuir vida, tal como vivimos en otros juegos de anterior generación.

Hay cientos de misiones secundarias para hacer, trabajos y misterios por descubrir por fuera de lo que son las misiones principales. Todas con recompensas interesantes y puntos de experiencia para mejorar habiliadades y subir de nivel: porque es sobre todo una experiencia bien RPG. Es cierto que el prólogo ofrece algunos momentos bastante intensos pero si tenemos que definir el principio de la aventura, debemos decir que es un poco lento. Pasando el primer acto es cuando la cosa empieza a tomar un ritmo más vertiginoso y la historia se abre a lo largo y ancho de la ciudad. Al principio no estaba del todo convencido con la propuesta, pero encuentro en la narrativa, los personajes y la profundidad del roleo que propone Cyberpunk 2077 las razones más fuertes para seguir adelante.

Todavía falta mucho para dar un veredicto final. De momento, Cyberpunk 2077 se está poniendo cada vez más bueno a medida que pasa el tiempo, al punto de que se pueden perdonar sus facetas más rústicas. Lo único que sí se puede asegurar es que, a menos que tengan una PC medianamente competente, o una consola de última generación, se mantengan alejados del juego hasta que CD Projekt Red asegure un mínimo de calidad para las versiones de PlayStation 4 y Xbox One, las cuales de momento, son imposibles de jugar.