Seleccionar página

Amy Adams cumple 47 años: de “Encantada” al Paseo de la Fama de Hollywood

Es madre de Aviana desde el año 2010, cuando la pequeña llegó a este mundo, y está casada con el actor y pintor Darren Le Gallo con quien mantiene una relación desde el 2002. Hoy, Amy Adams es una de las actrices más reconocidas de Hollywood, sin embargo no siempre fue así ya que durante su adolescencia y juventud debió abandonar su hogar para poder ir tras sus sueños.

En el día de la fecha, la compañera de Leonardo DiCaprio en “Atrápame si puedes” cumple 47 años con una carrera espectacular en la que ha pasado por distintos géneros y planea seguir experimentando. Desde papeles serios y dramáticos a la comedia, hasta dar una tierna imagen de princesa perdida en “Encantada”, la actriz ha demostrado que cualquier papel puede ser adecuado para ella en los más de 50 roles que le han tocado interpretar.

Nacida en Vicenza, Italia, mientras su padre se encontraba en el complejo militar Caserma Ederle de dicho país junto al ejército de los Estados Unidos, se trasladó por distintos países hasta asentarse en el estado de Colorado junto a su familia. Vivió en muchos lugares hasta que encontró en Los Ángeles el lugar indicado para dar rienda suelta a su futura trayectoria y en la actualidad está radicada en Beverly Hills donde comparte hogar con su pareja e hija.

De Italia al mundo

Es la cuarta de siete hermanos y desde pequeña de pequeña habitaba los lugares a los que debía acudir su padre por trabajo. Cuando tenía ocho años, los Adams finalmente se asentaron en Estados Unidos, más específicamente en Castle Rock, pueblo en el estado de Colorado. Su familia estaba llena de artistas aunque todos eran desconocidos. En su infancia recuerda realizar obras de teatro junto a sus padres y hermanos y fue allí donde descubrió su entusiasmo por la actuación.

Al crecer sus padres se separaron y ella se trasladó a Atlanta junto a su madre y todos sus hermanos, donde comenzó a dar con sus primeros estudios en las artes escénicas, iniciándose en la danza. Su sueño era convertirse en bailarina de ballet, llegó a incorporar una compañía pero al crecer se dio cuenta que no contaba con lo suficiente para ir más lejos.

Así, decidió inclinarse hacia el teatro musical y comenzó a realizar pequeñas producciones autogestivas con diferentes grupos. No obstante, el baile le dio otra oportunidad y fue vista por un director teatral que la llevó a trabajar por algunos años a Chanhassen Dinner Theatre en Minnesota, donde se desenvolvió como bailarina mientras los presentes disfrutaban de una cena. En dicho estado del país norteamericano audicionó para la comedia “Muérete, bonita” o “Drop Dead, Gorgeous” y quedó seleccionada para el papel.

Próxima parada: Los Ángeles

Después de su primera experiencia en la gran pantalla se trasladó a Los Ángeles para seguir desarrollándose en la actuación, pues en la mencionada ciudad podría tener más oportunidades que en la pequeña Minnesota. Tras un período perdida y nostálgica, Adams pudo adentrarse al mundo de la televisión con “Cruel Intentions”, transmitida por Fox Networks, y “Bones”, sin embargo la experiencia no fue la mejor ya que debido al poco éxito que tuvo se dejó de emitir.

Los años siguientes fueron mejores, pues a partir del año 2000 tuvo apariciones en diferentes programas como artista invitada como “That ‘70s show” y “Smallville” hasta que en el 2002 realizó el papel de la ingenua enfermera de la que se enamoraba Leonardo DiCaprio en “Atrápame si puedes”, film dirigido por Steven Spielberg, quien le dio la oportunidad de su vida y la hizo ganar mucha más confianza con respecto a su trabajo y capacidad. Finalmente, en 2004 tuvo otro rol principal en “The Last Run”.

“Junebug” y el despegue definitivo

El año 2005 encontró a la pelirroja con un proyecto que no parecía tan prometedor, se trataba de la película independiente “Junebug” en la que interpretó a una joven embarazada llamada Ashley Johnsten, caracterizada por aceptar de inmediato a la nueva cuñada que entraba en la familia. Sin estar muy segura, aceptó el papel y tras el estreno, fue muy aplaudida por el público y premiada por su gran actuación, considerada como la que le dio el salto a la fama a una actriz que prometía desde hacía ya tiempo.

Más tarde, Sony adquirió los derechos del largometraje y Adams recibió su primera nominación al Oscar como Mejor Actriz de Reparto, además de menciones en otros galardones del cine.

Después de Junebug fue convocada para realizar otras producciones y llegó a todo tipo de públicos, desde grandes hasta pequeños. Participó en la serie “The Office” y los adolescentes la recordarán por ponerse en la piel de Giselle, princesa animada de “Encantada” que cae a una fuente y aparece en el mundo real, encontrándose con galanes como Patrick Dempsey y James Marsden, príncipe que la siguió hasta el otro universo para rescatarla y volver a su fantasía. Esta película infantil recibió nominaciones a los Globos de Oro, Critics’ Choice Award, Saturn Awards y Oscar en la parte musical.

Grandes compañeros

A lo largo de su ya extensa carrera, la cual no hay dudas que seguirá creciendo, Amy Adams tuvo el placer de trabajar con grandes actores y actrices. Así lo hizo, por ejemplo, con Tom Hanks y Julia Roberts en “Charlie Wilson’s War”, también junto a Emily Blunt y Alan Arkin en “Sunshine Cleaning”Meryl Streep y Viola Davis en “La Duda”, gracias a la cual recibió su segunda nominación al Oscar, y Owen Wilson, Ben Stiller y Robin Williams en “Una Noche en el Museo”.

Philip Seymour Hoffman fue su gran compañero en varias películas en las que Adams ha demostrado de qué está hecha. Ambos compartieron elenco en las anteriormente mencionadas “Charlie Wilson’s War” y “La Duda”, así como también en “The Master”, donde son marido y mujer.

Entre otros títulos que conforman su trayectoria se encuentran “Julie&Julia”, “The Fighter”, con la que fue nuevamente nominada al máximo galardón del cine, “Los Muppets”, que protagonizó junto a Jason Segel interpretando canciones junto a los famosos muñecos, como la rana René y Miss Piggy.

Consagración en el Paseo de la Fama de Hollywood

Con los años, Adams sumó aún más largometrajes que terminaron por consolidarla definitivamente en la industria cinematográfica. Cada papel que ha hecho tras Junebug mantuvieron a la crítica y al público con los ojos sobre la actriz que nunca defraudó, y fue gracias a los éxitos que en 2017 fue merecedora de una estrella en el Paseo de la fama de Hollywood en la ciudad de Los Ángeles.