Seleccionar página

A subasta el mítico Toyota Supra naranja de Paul Walker

Protagonizó una carrera espectacular esquivando un tren y le sacó los colores al conductor de un Ferrari. El Toyota Supra naranaja que Paul Walker conducía en la primera entrega de Fast & Furious sale a la venta en Las Vegas.

Es uno de esos coches legendarios del cine reciente. El Toyota Supra de color naranja que conducía Paul Walker en la primera entrega de la saga Fast & Furious sale a subasta. Lo ofrece Barret & Jackson en su próxima venta en Las Vegas, entre los días 17 y 19 de junio. Y aunque no es un Ferrari GTO 250 de los años 60, un Ford GT 40 o un Porsche 917, es uno de esos lotes que abre el apetito de cierto tipo de aficionados.

La saga de nueve películas de Fast & Furious es todo un catálogo de coches de los que cortan el aliento. Y el Toyota Supra de Brian, el personaje al que daba vida Paul Walker, no es el que menos lo conseguía. Entre otras escenas legendarias está la carrera de Brian con Dom, interpretado por Vin Diesel, en la que ambos esquivan milagrosamente un tren.

Pero quizá la más recordada, menos trepidante que la del tren pero muy divertida, sea el duelo con el conductor subidito de tono de un Ferrari negro. Walker, con Diesel de copiloto, llega con su descapotable a un semáforo donde está detenido el deportivo, también descapotable. Se para junto a él y le comenta que es un coche precioso, a lo que el conductor del Ferrari le contesta que él nunca se lo podría permitir. Vin Diesel y Walker se miran, apenas dicen nada, el semáforo se abre, ambos conductores pisan a fondo y, tras una arriesgada maniobra, el Toyota deja atrás al Ferrari.

Ambas secuencias son de la primera entrega de la saga, de 2001. El Supra también aparece en la segunda, 2 Fast 2 Furious, con algunas modificaciones, aunque en la actualidad se ha devuelto a la configuración que tenía en la primera película, un trabajo de personalización acometido por Eddie Paul en The Shark Shop, en la localidad californiana de El Segundo.

Eso incluye un parachoques delantero y faldones laterales Bomex, algunas modificaciones en el capó y llantas Racing Hart M5 de 19 pulgadas de Dazz Motorsport.

Pero lo más destacado es el trabajo de pintura. En primer lugar, el color naranja elegido, Lamborghini Diablo Orange Candy. Y luego el motivo que decora los laterales, el Gladriador Nuclear diseñado por Troy Lee, un reputado artista del custom.

Toyota comenzó a producir el Supra, derivado del Toyota Celica, en 1978. El coche de Fast & Furious es de la cuarta generación, diseñada en 1990 por Isao Tsuzuki, y de la que entre abril de 1993 y agosto de 2002 se vendieron 11.200 unidades. Con un motor de 2.997 cc, alcanza 250 km/h, con un 0-100 km/h de 5,4 segundos y tenía entre sus elementos distintivos el llamativo alerón trasero.

Barret & Jackson no ofrece una estimación de lo que puede llegar a alcanzar el Supra. El hecho de que lo condujera Walker, fallecido poco después de cumplir 40 años en un accidente al volante de un Porsche Carrera GT, le da cierto estatus de coche de culto. Otro Toyota Supra naranja utilizado por extras en Fast & Furious se subastó en 2015 por 185.000 dólares.