Seleccionar página

5 trucos de magiA FÁCILES DE APRENDER

Cara o sello

Este truco de magia con monedas es ideal para iniciar el entrenamiento de tus habilidades mágicas. Para realizarlo, solo necesitarás una moneda cuyas caras tengan grabados diferentes y seguir los siguientes pasos:

  1. Pide a una persona del público que revise la moneda y verifique que no tiene ninguna marca en particular.
  2. Lanza la moneda y atrápala con tu mano dominante. Si la moneda cae en la palma de tu mano, deslízala suavemente hasta tus dedos, sin que el público lo vea.
  3. Sin mirar, coloca la moneda sobre tu otra mano y no la destapes aún. Antes, pídele a los presentes que adivinen qué lado de la moneda ha quedado hacia arriba. Mientras interactúas con la audiencia, palpa la moneda con la punta de tus dedos. Así identificarás la cara que develarás más adelante.
  4. Pronuncia tus palabras mágicas favoritas y dile a los presentes cuál es el lado de la moneda que está boca arriba.
  5. ¡Destapa la moneda y recibe un gran aplauso!

Cómo sacar una moneda de la oreja

Asombra a tu público sacando una moneda de la parte posterior de la oreja de uno de los presentes. ¿Te parece imposible? Relájate y presta atención a las indicaciones:

  1. Coloca una moneda en tu mano dominante, sujetándola bien entre tus dedos. Cuida que sea del grosor de tus dedos para que puedas esconderla con facilidad, igual que ves en la imagen inferior.
  2. Muestra tus manos al público rápidamente, haciendo suaves movimientos, sin soltar la moneda.
  3. Empuña tus manos de forma natural, simulando las garras de un tigre.
  4. Acércate a un integrante del público y pronuncia tus palabras mágicas. Pasa tu mano por detrás de la oreja del participante y aprovecha el gesto para sacar la moneda de entre tus dedos.

Con algo de práctica podrás llevar este truco a otra dimensión. Por ejemplo, la moneda puede aparecer en el bolsillo de un participante, o de la parte posterior de su cabeza.

Hacer desaparecer una moneda

Ya has adivinado la cara de la moneda y has hecho aparecer una de donde nadie lo esperaba. Es hora de hacerla desaparecer. Hay varias formas de realizar este truco, pero desde un COMO te descubriremos las dos más sencillas y sorprendentes. Para la primera necesitarás una moneda, una mesa con un mantel largo y una silla. Acto seguido, sigue estos pasos:

  1. Siéntate frente a la mesa, toma una moneda y coloca tus manos sobre ella. El público debe ver tus palmas, y por supuesto, la moneda.
  2. Cierra tus manos formando un puño, gíralas, y ábrelas nuevamente sobre la mesa.
  3. Mueve tus manos sobre la mesa en todas las direcciones posibles, pronunciando tus características palabras mágicas. En este momento, tendrás que aprovechar para deslizar la moneda hacia el orillo de la mesa, hasta dejarla caer cuidadosamente sobre tus piernas.
  4. Unos segundos después, levanta las manos y muestra que la moneda desapareció.
  5. Mientras recibes los aplausos, ubica la moneda que ha caído entre tus piernas y guárdala antes de levantarte.

La carta favorita

Los expertos recomiendan iniciarse en el mundo de la cartomagia con este truco, pues además de ser de lo más divertido y fascinante, es muy sencillo. Estos son los pasos que deberías seguir:

  1. Pide a un voluntario que baraje las cartas y que seleccione una sin mostrártela.
  2. Toma las cartas y divide el mazo en dos mitades del mismo tamaño.
  3. Distrae al público mientras memorizas la última carta de la mitad del mazo derecho.
  4. Pídele al participante que coloque la carta seleccionada sobre el mazo que está a tu izquierda.
  5. Junta el mazo colocando la mitad que está a tu derecha sobre las cartas ubicadas a tu izquierda.
  6. Baraja nuevamente el mazo sin cambiar las cartas que están en el centro del mazo. Aprovecha para pronunciar tus palabras mágicas.
  7. Finalmente, descubre las cartas una a una, colocándolas sobre la mesa. Cuando aparezca la que memorizaste, sabrás que la siguiente es la que seleccionó el voluntario.

Dónde está el As

Este truco de magia requiere tantos sobres como cartas desees emplear. Para no cansar al público, te recomendamos utilizar 8 cartas solamente. Así es como debes realizar este truco:

  1. Elije un as y 7 cartas más; cuando termines, muéstraselos al público.
  2. Mete cada carta dentro de un sobre y séllalo. Coloca las cartas de forma horizontal dentro de cada sobre, dejando el as de forma vertical. Así lo identificarás sin problema.
  3. Baraja los sobres y selecciona el que tiene la carta dispuesta de forma vertical. Ayúdate con tu sentido del tacto.
  4. Entrega el sobre a cualquier espectador, pídele que lo abra y disfruta de un merecido aplauso.

Para que no se note el truco, lo mejor será que practiques un buen discurso lleno de humor y distracciones. Puedes ayudarte de este artículo sobre cómo hablar en público, pues te dará un seguido de pautas para evitar que te pongas nervioso. De este modo, nadie se dará cuenta de lo que estás haciendo.