Seleccionar página

10 juegos para pasar la cuarentena en casa

Muchos de ellos quedaron en el olvido con el paso de los años, pero son los que entretuvieron a varias generaciones antes de la aparición de internet. Cómo se juegan y cómo organizarlos en el hogar.

  1. La búsqueda del tesoro: Este juego consiste en esconder un objeto en cualquier parte de la casa, la cual será dibujada a modo de plano en una hoja. La persona que haya escondido el objeto comenzará a dar pistas y acertijos para que los demás puedan descubrir dónde está el tesoro. El plano servirá para marcar los espacios de la casa en los que ya se buscó.
  2. Adivinar el personaje: Es un juego ideal para varias personas ya que una será quien piense en un personaje y el resto deben adivinarlo haciendo preguntas que se responderán por sí o no.
  3. Palabras encadenadas: Este juego fue un clásico de campamentos estudiantiles y viajes en coche al que puede jugarse muy bien en casa y pueden participar varias personas de todas las edades. El objetivo es unir palabras desde la última sílaba y lograr otra. Por ejemplo: la primera persona dice “caracol” y quien sigue dice “cola”. Que puede seguir así: lagarto – tomate – televisor – sorpresa… y así sucesivamente.
  4. Veo veo: Otro de los juegos clásicos en el que puede pasarse horas jugándolo. Consiste en que una persona mira y memoriza un objeto dentro del entorno en el que están quienes participen. Quien comienza el juego dirá: veo, veo. Quien acepte el juego preguntará: ¿Qué ves? a lo que se le responderá “una cosa maravillosa” y llegará la primera consulta: ¿de qué color?… Y allí comenzarán a nombrar cada una de las cosas de ese color hasta acertar o darse por vencido. En este último caso quien comenzó el desafío dirá qué vio y tiene derecho a seguir encabezando el próximo veo veo.
  5. Tutti frutti: Consiste en tomar una hoja y separarla en columnas en las que se escribirán distintas opciones a completar. Por ejemplo: nombres propios, países, capitales, animales, flores, comida, etc. Quien comience el juego pronunciará la letra A en voz alta, y seguirá con el abecedario de manera interna, la persona sentada a su derecha le dirá “basta” para que quien arrancó diga la letra a la que llegó. Con esa letra, por ejemplo L, se debe completar cada una de las columnas.
  6. La payana: Lo sencillo hizo de este juego uno de los preferidos de nuestros abuelos y todavía lo es de quienes aceptan divertirse con él. Para jugarlo solo se necesitan cinco piedras chicas y habilidad con las manos. Puede jugarse solo o con amigos. Cómo se juega: hay que tirar una piedra hacia arriba y juntar las restantes con la misma mano antes de que la primera caiga al piso. También se pueden usar dados o pelotas para jugar.
  7. Cambio de roles: Es un juego ideal para compartir en familia. Consiste en que cada miembro de la familia tome el rol (ropa, manera de hablar y la posición) del otro.
  8. Sombras chinas: Este es uno de los juegos más legendarios y divertidos. Solo será necesario una vela o lámpara, un espacio vacío como una pared sin cuadros o una tela y las manos. Delante de la luz se harán formas con los dedos que serán proyectadas como sombras en la pared. Es ideal para que los más chicos disfruten y se sorprendan al ver las formas.
  9. Adivinar la película: Basta que uno de los jugadores piense en una película, o escriba su nombre en un papel, para comenzar a jugar. Puede haber una pizarra en la que haga tantas líneas como palabras tenga en el nombre. Por ejemplo: “Joker” llevará una línea. Lo que sigue es que la persona dramatice o dibuje sobre ese filme. Se tomará el tiempo antes de que el oponente arriesgue el título. Si adivina gana sino pierde y suma unto el otro. Es ideal para jugarla en familia.
  10. Disfrazarse:  Pocas cosas disfrutan más los menores que disfrazarse. Lo pueden hacer con ropas prestadas, con la propia, pueden crear trajes junto a sus padres. Usar maquillaje, collares, cinturones. Y todo lo que la imaginación permita.